¡Gobernador, regrese educación a la Federación y derrote a MALO! / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

Otra vez, la dirigencia estatal de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se quitó la máscara y volvió a mostrar el rostro autoritario, intolerante, fincado en el terror estaliniano de la subversión de los grupos guerrilleros, públicos y clandestinos.  

Apoyada en la farsa democrática del asambleísmo populista a mano alzada amenazó que, como resultado de la consulta a sus bases, estallará su paro indefinido de labores el próximo 28 de mayo, sin importar atentar contra el derecho a la educación de más de un millón de niños.

En su Asamblea Estatal del pasado fin de semana, impusieron que de manera paralela realizarán acciones como toma de casetas de peaje, palacios municipales, aeropuertos, tiendas transnacionales, parques eólicos, dependencias, marchas y bloqueos carreteros.

En otras palabras, van por todo y con todo, para arrasar al PRI-gobierno y derrotar a sus candidatos. Al paro indefinido seguirá, ahora sí, el estallamiento de la huelga nacional y la "primera revolución del Siglo XXI" para establecer la Comuna Oaxaca, que no lograron en 2006.

A un mes de la jornada electoral del próximo primero de julio, pretenden imponer el terror para ganar el "carro completo" desde la presidencia de la República con Manuel Andrés López Obrador (MALO), los senadores, diputados federales y locales y presidentes municipales. 

A pesar de esta Noche Negra que persiste sobre Oaxaca y los oaxaqueños, Gracias a Dios, siempre habrá salidas y soluciones a los problemas por más complejos y complicados que parezcan, con mucha mayor razón cuando se trata de conflictos prefabricados por intereses políticos.

Para lograr ver la luz al final del túnel, después de 38 largos años de conflicto magisterial, es indispensable recuperar la memoria histórica y aprender, con inteligencia y humildad de las experiencias exitosas del pasado. No todo está perdido. Bien vale la pena hacerlo por Oaxaca.

Y va de ilustrativa anécdota para dar luces sobre la ruta a seguir, si el gobernador Alejandro Murat tiene la firme decisión y voluntad política de solucionar, de una vez por todas, el añejo conflicto magisterial que ha trocado de marxista-leninistas a burgueses capitalistas a sus dirigentes: 

Dos años antes de concluir su gobierno y ante el cierre de la llave presupuestal de la Federación, el entonces gobernador, José Murat, junto con diputados realizó un plantón de doce horas en el zócalo de la ciudad de México en demanda de mejores carreteras y autopistas en Oaxaca.

A la movilización de los diversos sectores políticos y sociales del estado, se sumaron los dirigentes de las cámaras y organismos empresariales, encabezados como ahora por el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Carlos Guzmán Gardeazabal.

Según reportes del "dossier" respectivo el gobernador Murat aseguró que el Congreso de la Unión aprobó en diciembre de 2001 un paquete de 5 mil millones de pesos para caminos y carreteras en distintos estados y hasta ahora sólo se han entregado en algunos, pero no en Oaxaca.

"Huatulco es una gran infraestructura turística, uno de los lugares más visitados por los turistas y existen carreteras y vías en malas condiciones, es necesario que se realice tramos de autopista que haga más fácil la circulación en este importante puerto turístico", señaló José Murat.

Murat señaló que prefirió quedarse en el zócalo que en Los Pinos porque de todos modos el presidente Vicente Fox se va a enterar de sus peticiones y eligió el centro de la Ciudad.

El plantón de las "fuerzas vivas oaxaqueñas finalizaría hasta las 24:00 horas, según informó el propio gobernador.

Guardadas las debidas proporciones, a 16 años de distancia, la movilización de los sectores políticos y productivos de Oaxaca encabezados, el lunes 18 de febrero de 2002, por el gobernador José Murat en el zócalo de la Ciudad de México es el camino a seguir en materia educativa a Alejandro Murat.

Manuel Andrés López Obrador está obsesivamente convencido de derrotar al PRI-gobierno, empezando con su candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña seguido de todos los demás aspirantes a cargos de representación popular de la coalición Todos por México. 

Una de sus principales estrategias es usar la zanahoria de la abrogación de la Reforma Educativa para utilizar a los miles de activistas y milicianos de las secciones de la CNTE, sobre todo, en el corredor de la narcoguerrilla en los estados del sur-sureste, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas.

En tales condiciones, el gobernador Alejandro Murat debiera ser convocar a una conferencia nacional de prensa en el zócalo de la Ciudad de México para informar que ante la imposibilidad legal de resolver las demandas de la Sección XXII de la CNTE decidió regresar la educación a la Federación.

Sería una gran jugada de carambola de tres bandas al derrotar a MALO y a los candidatos a la elección federal y locales concurrentes, solucionaría el conflicto magisterial, podrido a lo largo de 38 años, y fortalecería las posibilidades de hacer realidad su proyecto nacional.

Por más contradictorio que parezca, con esta audaz y temeraria decisión con visión de estadista, Alejandro Murat garantizaría su pase a la historia de México al prestar el mayor servicio invaluable a su amigo el presidente Enrique Peña Nieto, pero ante todo coadyuvaría decididamente al triunfo de su amigo Pepe Meade. 

Claro, que no faltarán las voces que pretexten de manera supuestamente justificada, que no tiene el carácter ni firmeza de su padre, especialmente lo harán los enemigos de su padre más que de él, porque a diferencia de Pepe, Alejandro, suma permanentemente, no resta y, por tanto, multiplica.

A los detractores de su padre seguramente se sumarán los lambiscones que le rodean y que se dedican a quedar bien con sus bufonadas e intrigas palaciegas que es una verdadera locura pensar siquiera en una acción temeraria seguir el ejemplo de su padre en el zócalo de la Ciudad de México.

A esos cobardes vergonzantes les decimos que, efectivamente, Alejandro no es como Pepe, su padre, porque siendo los seres humanos únicos e irrepetibles aunque quisiera jamás podría hacerlo, pero además en el caso de Alejandro al igual que de Pepe, salvo sus esposas, nadie les conoce bien a bien.

Contra todas las opiniones negativas, Pepe se caracteriza por la nobleza, tiene un gran corazón. Privilegia asimismo, la lealtad con sus amigos, a quienes ve como sus hermanos y jamás abandona y siempre les ayuda, aunque muchas veces tarde en hacerlo. Ciertamente, jamás perdona la traición.

Alejandro, por su parte, es mucho más noble de corazón que su padre, seguramente porque no tuvo que aprender a sobrevivir, crecer y desarrollarse, en los sótanos del viejo sistema político mexicano en el que había que abrirse paso a madrazos. 

Pero ello, de ninguna manera, significa que a Alejandro le tiemble la mano para tomar decisiones, dar golpes de timón y de mano en el escritorio para llamar la atención a gritos, con palabras altisonantes, en privado, como impone la buena educación, a sus amigos más queridos y colaboradores más cercanos.

Efectivamente, efectivamente quizás le falte mayor malicia y hasta perversidad que dan los años y los golpes de la vida con una serie de traiciones, de lo cual malamente se aprovechan sus amigos más queridos y colaboradores más cercanos. ¡Cuidado porque ya algunos se han llevado grandes sorpresas!

Con base en estas cualidades personales que le han permitido tener una meteórica trayectoria político-administrativa estamos ciertos que Alejandro Murat puede salvar a Oaxaca solucionando, de una vez por todas, el manido conflicto magisterial. 

El joven mandatario estatal nunca debe olvidar que se gobierno desayunando todos los días "sesos con huevos", como recomendaba uno de los más ilustres presidentes de la República, el estadista Adolfo López Mateos, concebido oaxaqueño. ¡Salud!

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto