Desaparecen niñas de 15 años en Tecámac

Rubí mide 1.61 metros de altura, tiene tez es blanca y cabello castaño claro hasta la cintura; Monse, es ligeramente más alta, mide 1.65 metros de altura, es morena clara y tiene el cabello teñido de rojo

Redacción: MX Político

Estado de México.- El pasado 6 de abril, Esmeralda Rubí Sánchez Topete y Joana Monserrat Castro Hernández, ambas de 15 años de edad se quedaron de ver alrededor de las 18:30 horas para dirigirse a una fiesta en el pueblo de San Pedro Atzompa, hasta el momento siguen desaparecidas.

Antonio Sánchez, padre de Rubí, relata que se comunicó con su hija a las 21:45 horas y que ella le mencionó que ya iban de regreso. “Se escuchaba que estaban como en el baño y se percibía música afuera”, detalló. Pasado un rato y al no tener señal de las adolescentes, Antonio tomó un taxi y se dirigió a la base de radio operador para preguntar si habían visto a su hija, ya que acostumbraba solicitar ese servicio de transporte; sin embargo, no tuvo suerte.

Ante la situación, los padres de Rubí se dirigieron a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) para levantar la denuncia correspondiente; no obstante, les dijeron que tenían que pasar 72 horas para poder interponerla, por lo que familiares y amigos se dedicaron a llenar las calles con fotografías; y el padre de mano propia, entregó información a los patrulleros de la zona por si la llegan a ver. Este lunes se hizo oficial la desaparición.

Por último, Antonio exhorta a las autoridades agotar todos los mecanismos de búsqueda sin perder tiempo en trámites burocráticos; pues, aunque asegura que le han tratado bien, argumenta que el proceso es muy lento, también puntualizó que la Policía Cibernética se negó a realizar alguna investigación inicial argumentando que debe recibir la información por parte de la Procuraduría y no así de los familiares.

Rubí mide 1.61 metros de altura, tiene tez es blanca y cabello castaño claro hasta la cintura; Monse, es ligeramente más alta, mide 1.65 metros de altura, es morena clara y tiene el cabello teñido de rojo.

Antonio teme lo peor: “Las primeras horas son vitales para poder recuperar a una persona porque la gente las saca, ¿quién dice que mi hija ahora no esté en otro lado?”, menciona cabizbajo.

gpp

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto