Renuevan adoquinado en Colima y debajo: redes de agua y drenaje colapsadas: regidora

Es una obra de relumbrón, agregó María Elena Abaroa López, en la que desperdician recursos

Redacción:MX Político

Colima, Col. (apro).- Desde hace 15 años, un estudio advirtió sobre el deterioro de las redes de agua potable y drenaje del centro de la ciudad y la necesidad de renovarlas, pero en la actualidad, sin que se haya realizado la obra, el ayuntamiento de esta capital empezó trabajos para cambiar el adoquinado de la calle principal, con un costo de tres millones de pesos.

De acuerdo con la regidora de Movimiento Ciudadano (MC), María Elena Abaroa López, se trata de una obra “de relumbrón” que significa un desperdicio de recursos, debido a que las instalaciones subterráneas “se encuentran colapsadas” y no debería hacerse trabajo alguno de remodelación de la superficie sin antes resolver el problema.

Elaborado en 2002 por la empresa Servicios Urbanos y Construcción (Surco), el Estudio de Diagnóstico y Planeación Integral del Sistema de Agua Potable y Saneamiento en los Municipios de Colima y Villa de Álvarez se refiere así a la red de drenaje sanitario:

“Las redes de alcantarillado más antiguas se encuentran en mal estado (…), las ubicadas principalmente en la zona centro. En las zonas más antiguas se han llegado a presentar caídos (hundimiento de la calle) debido a que la tubería ha sido erosionada. Un número importante de descargas domiciliarias se encuentran en mal estado”.

Añade que el sistema de alcantarillado sanitario de la conurbación de Colima y Villa de Álvarez presenta una cobertura de 96%, con una red primaria compuesta por diámetros de 61 a 122 centímetros, y una red secundaria por diámetros de 20 a 45 centímetros, en las que el material predominante es el concreto y su funcionamiento es totalmente a gravedad.

“Las cajas de válvulas localizadas en redes antiguas, correspondientes principalmente a la zona centro, se encuentran azolvadas o inundadas; las válvulas ubicadas en tuberías antiguas se encuentran en mal estado; no operan y/o presentan fugas”, indica el reporte.

Tras recomendar “realizar la sustitución de redes obsoletas de agua potable y de alcantarillado sanitario”, advierte que las principales consecuencias esperadas en caso de no hacerlo serían las siguientes:

“La infraestructura hidráulica en general continuaría con un proceso acelerado de deterioro, ocasionado por la falta de recursos económicos destinados a las acciones de mantenimiento preventivo y correctivo” y, “en cuanto a la red de alcantarillado sanitario, se incrementará el número de trabajos de desazolve”.

Desde el pasado 26 de septiembre, en sesión de cabildo, la regidora Abaroa López advirtió al presidente municipal Héctor Insúa García, de origen panista, que antes de cambiar el adoquinado de la calle era urgente atender la problemática del drenaje, que desde su instalación nunca ha sido cambiado.

“Los tubos que se colocaron eran de barro y lo que se puede esperar a la distancia es que ya no existan y que tengamos en la calle Madero —como en todo el centro histórico— un subsuelo contaminado y con humedad”, en tanto que “las instalaciones subterráneas de agua se cambiaron hace aproximadamente treinta y cuatro años, mientras la vida útil de éstas no excede los 25”.

María Elena Abaroa sentenció: “Qué bueno que se remodela el centro y se pretenda mejorar su imagen. Qué mal si se pretende ocultar un problema de grandes dimensiones. No debemos ignorar un problema real pretendiendo hacer una obra de relumbrón cubriendo lo que es imperioso solucionar”.

En la sesión, la regidora solicitó el proyecto ejecutivo correspondiente a la obra, incluido el estudio hidráulico, el de accesibilidad y el del experto en urbanización, además del catálogo de conceptos, presupuestos y especificaciones y la lista de las empresas que participaron en la licitación, documentos que hasta la fecha no ha recibido.

Esta mañana, el exalcalde de Colima Leoncio Morán Sánchez, actual dirigente estatal de MC y propietario de una tienda ubicada por la calle Madero, encabezó una protesta de comerciantes y vecinos de la zona que detuvieron los trabajos hasta que el presidente municipal se reúna con ellos para discutir los detalles de la obra.

Los inconformes argumentaron que no se han cumplido los compromisos, entre ellos la formación del comité de vigilancia y la entrega del proyecto general de la obra.

Leoncio Morán señaló que se trata de “una obra de maquillaje con la que se ofende a la ciudadanía en el contexto de pobreza que existe en el país”.

En declaraciones realizadas este día, el alcalde Héctor Insúa aceptó que cuando menos 60% de las redes de drenaje y agua potable de la ciudad deben ser cambiadas, pero argumentó que “cuando se tengan los recursos y llegue la hora de cambiar las redes de estas seis cuadras que están siendo intervenidas, se retirará el adoquín y se volverá a colocar, por lo que el dinero de la gente no se va a perder”.

También adujo que no se está realizando una obra de concreto que después habría que romper para reponer la infraestructura hidráulica, pues “cuando se tenga que abrir nuevamente, el trabajo de retiro y colocación de adoquines estará considerado dentro de la misma obra, como se hubiera hecho sin cambiarlo ahora”.

Enseguida calificó como “absurda” la postura de quienes se oponen a la obra y, en alusión directa al exalcalde Leoncio Morán, Insúa García dijo que “sus ambiciones personales de ganarse los reflectores lo llevan a presentar argumentos insostenibles, irresponsables y mezquinos”.

Luego negó que exista incumplimiento de acuerdos, dado que el proyecto de la obra será presentado una vez que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realice sus últimas observaciones y después de esto se emitirá la convocatoria para la conformación del comité de vigilancia.

ahc

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto