Estudiantes toman instalaciones de la Utem; policías intentan desalojarlos

Agentes de la Policía llegaron a bordo de varias camionetas, trataron de ingresar a la institución educativa, pero los manifestantes se colocaron en la entrada impidiéndoles el paso

Por: Pedro Zamora Briseño

COLIMA, Col. (apro).- Con el uso de la fuerza pública, el gobierno del estado intentó desalojar a estudiantes que desde ayer tomaron las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Manzanillo (Utem) para exigir la renuncia del rector, Humberto Uribe Preciado, y mejores condiciones al interior de la casa de estudios.

Agentes de la Policía Estatal equipados con cascos, escudos y toletes, quienes llegaron a bordo de varias camionetas, trataron de ingresar a la institución educativa, pero los manifestantes se colocaron en la entrada impidiéndoles el paso, y mientras discutían se generó un zafarrancho.

Algunos alumnos denunciaron haber sido golpeados y otros afectados por una sustancia que unos identificaron como polvo pica-pica y otros como gas pimienta.

María del Carmen Sosa Sánchez, integrante del comité organizador del movimiento estudiantil, informó que mientras sus compañeros eran agredidos, un intendente y un jardinero trataron de defenderlos y ambos resultaron lesionados, y algunos de los estudiantes sufrieron golpes en las piernas y las costillas.

La sustancia irritante, añadió, fue arrojada por un hombre vestido de civil, con camisa blanca, quien acompañaba a los policías. Y denunció que una maestra tuvo una crisis de asma durante los hechos.

En entrevista vía telefónica, Sosa Sánchez explicó que desde la noche del lunes 2 llegaron a la Utem las patrullas, tratando de amedrentar a los jóvenes, pero “como en ningún momento cedimos a las provocaciones y nos mantuvimos con las manos arriba sin agredir a nadie, se fueron. Este martes regresaron después de que un maestro de nuevo ingreso empezó a incitar a otros alumnos a que se introdujeran a la universidad, pero nosotros no agredimos a nadie, nos mantuvimos firmes y los policías tuvieron que retirarse otra vez”.

Después de los hechos, la Secretaría de Seguridad Pública emitió un comunicado de prensa en el que negó que hubiera detenido o lesionado a alguno de los manifestantes, como circuló a través de las redes sociales.

La dependencia estatal también aseguró que “no se aplicó el uso de ningún tipo de gas durante la presencia que mantienen los cuerpos de seguridad en los alrededores de la institución educativa; incluso en los videos existentes se puede apreciar que los policías no responden a las agresiones que sufren por parte de algunas personas”, puntualizó.

Indicó que la presencia del personal de la policía estatal “únicamente tiene como objetivo proteger la integridad física de los manifestantes y de las autoridades que acudan a entablar el diálogo, además de resguardar las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Manzanillo”.

Respecto de las demandas de los estudiantes, Carmen Sosa dijo que quieren educación de calidad, porque en los últimos meses han sido despedidos algunos “buenos profesores” por motivos laborales y han sido contratados maestros improvisados con los que existe inconformidad.

Además, agregó, algunas instalaciones de la Utem se encuentran en mal estado. “En mi salón no sirve el proyector ni el aire acondicionado; antes de que nos fuéramos de estadía, a los de séptimo cuatrimestre nos estuvieron dando clases en una bodega que no contaba con seguridad, porque el rector estaba utilizando nuestro salón para hacer reuniones y comidas con sus invitados”.

En suma, expresó, “queremos que nos contraten maestros de calidad y que cambien al rector, porque a partir de que él entró toda la universidad se vino abajo. No han dado mantenimiento a los laboratorios, tenemos cocinas donde se fuga el gas, también con fugas de agua, y así hacemos nuestras prácticas”.

Advirtió que continuarán en el plantón “hasta que se nos dé una solución. No vamos a afectar a nadie, ni a cerrar calles, ni a cerrar el puerto, hay medios de comunicación que dicen que fuimos al puerto y que aquí agredimos a los policías, cuando no es verdad”.

En rueda de prensa, el rector de la Utem, Humberto Uribe Preciado, aseguró que el fondo del asunto es que “tristemente algunos maestros han lanzado a los estudiantes en un tema que no es de estudiantes, es un tema laboral. Los maestros ya demandaron a la universidad y siempre hemos dicho: si la autoridad nos indica que nuestra apreciación está mal, nosotros estamos en la mejor disposición de asumir lo que indique la autoridad”.

La universidad, subrayó, tiene un presupuesto muy limitado y no necesita a todos los maestros de manera permanente, y “el acuerdo al que se había llegado es firmar contratos. Ellos pedían el reconocimiento de su antigüedad, y las antigüedades se reconocen en cada contrato de cuatro meses que se firma, se reconocen para poder llegar a los cinco años de antigüedad y poder tener la posibilidad de concursar por un contrato de forma indefinida”.

Prosiguió: “Hay maestros que tienen hasta nueve años en la Universidad, y ellos ya tienen el derecho, pero en la normatividad de las universidades tecnológicas no solo se pide eso, sino que también se necesita haber desarrollado materiales didácticos y una serie de cosas que tenemos que hacerlas cumplir, y es de ahí donde se logra la calidad en la educación”.

De acuerdo con Uribe Preciado, “un pequeño grupo está dañando a la totalidad, hemos calculado que son alrededor de 35 o 40 estudiantes, principalmente de la carrera de Mantenimiento, que es donde estos maestros estaban dando clases, y obviamente después de estar dos o tres años dando clases a los jóvenes, tienen influencia en ellos”.

Concluyó: “Los jóvenes que quieren entrar están ya muy molestos (por el plantón) y quieren clases (…) Tratamos de evitar por todos los medios que exista un enfrentamiento entre jóvenes, estamos en temporada de exámenes, ya tenemos un programa de reposición del tiempo perdido y vamos a dar esas clases que se han perdido”.

mtz

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto