Atentados vinculados al ex gobernador Sandoval y Veytia podrían ser por ajustes de cuentas: exdiputado de Colima

El grupo delictivo al que atacaron antes, ahora cobra venganza, comenta la gente, dijo Rodrigo González Barrios

Redacción: MX Político

Tepic, Nay. (apro).- Los últimos atentados contra personajes ligados al exgobernador Roberto Sandoval Castañeda y al exfiscal detenido en Nueva York, Édgar Veytia, podrían ser un ajuste de cuentas de un grupo del crimen organizado, opinó el exdiputado federal Rodrigo González Barrios, actual promotor de la Comisión de la Verdad para la investigación de los abusos y delitos atribuidos a la administración saliente.

 “Lo que comenta la gente es que como estuvieron atacando a los de un grupo delictivo, ahora vienen por la venganza, pero la cuestión grave es que ocurre en un momento complicado, cuando apenas se está haciendo la transición y toda la ciudadanía estamos en medio resintiendo este tipo de situaciones”, expuso.

 La noche del martes 19, apenas unas horas después de que tomó posesión el nuevo gobernador, Antonio Echevarría García, fue ejecutado Hugo Ismael Sánchez Sandoval, sobrino del exmandatario, considerado un operador clave de las irregularidades atribuidas a la administración de Roberto Sandoval.

 Cuatro días antes, el 15 de septiembre, el comandante Francisco Salazar -hombre de confianza de Veytia- y su hermano Ricardo fueron atacados a balazos cuando comían en un restaurante, en un hecho en el que este último perdió la vida y el primero es atendido en un hospital de esta capital. González Barrios estimó que, ante estos hechos, junto con la detención del exfiscal en Estados Unidos acusado de narcotráfico, “ya no hay absolutamente ninguna duda de que el exgobernador Sandoval sabía todo lo que sucedía, más cuando se señalaba a su sobrino desde antes como una de las personas que le hacía los negocios: compra de ranchos y caballos, decidía quién haría la obra pública y, según se dice, cobraba diezmos en cada una de las dependencias”. A juicio de Rodrigo González, se está viviendo en Nayarit “una situación grave” en la que el exgobernador involucró prácticamente a toda su familia.

 “Mira hasta dónde estamos llegando: nadie le desea la muerte a nadie, lamentamos mucho esta situación, pero quienes estamos en medio de esto, quienes no tenemos nada que ver somos la sociedad, pero también somos quienes más sufrimos el impacto de esta situación, porque ellos sí sabían en lo que andaban”, agregó.

 En estos momentos, indicó, Nayarit se encuentra en una espiral de violencia que se inició hace alrededor de dos meses en el contexto de una disputa de la plaza de Tepic por parte del crimen organizado. —¿De qué manera debe enfrentar la situación el gobierno de Echevarría? —Lo que es evidente es que hay que nombrar inmediatamente al nuevo fiscal, para que se encargue de lo que tiene que ver con la cuestión de la persecución de los delitos, mientras que quien encabece la Secretaría de Seguridad Pública estatal debe tomar las riendas de la seguridad y seguramente se tendrán que hacer los exámenes de confianza pertinentes, que no se hacían en la administración pasada, por lo que creo que se debe ir muy rápido para tener una policía estatal confiable.

 La inseguridad y la violencia, refirió González Barrios, es el principal reto actual de la naciente administración estatal, pues de dos meses a la fecha se ha denunciado la desaparición de más de 150 personas, jóvenes fundamentalmente, de las que algunas se han encontrado y otras no.  

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto